*Cuando alabamos y adoramos en el Espìritu somos más sensibles, el corazón del Padre esta siendo revelado y podemos interpretar sus palabras proféticas, así como tener discernimiento, fe y milagros, como lo profetizo Joel en capítulo 2:28-29;

”Entonces, después  de hacer todas estas cosas, derramare mi Espìritu sobre toda la gentle Sus hijos e hijas profetizaran. Sus ancianos tendrán sueños y sus jóvenes tendrán visiones. En esos días derramarè mi Espìritu aun sobre los sirvientes, hombres y mujeres por igual”.

 

La canción de Cantares 2:10 proclama “Mi amado me dijo: Acompáñame, Amada mía; Ven conmigo bella mujer”. Es tiempo de despojarnos de todo, especialmente de los afanes de la vida y vivir en una dependencia de Él, llevar más frutos, cambiar nuestra mentalidad reconociendo su autoridad, dominio y justicia.

 

Es tiempo para la Ekklesia de Cristo tomar su posición en el Espíritu para gobernar ya que representamos a El y su Reino en la Tierra que es Justicia, Gozo y Paz en el Espíritu Santo. Somos reconciliadores  y así como cuando la mujer fue creada como ayuda idónea al hombre,  la Iglesia como novia de Cristo està llamada a establecer su Reino en el mundo.

 

Por lo tanto en el sistema mundial hay crisis pero no somos del mundo sino que somos de Cristo y en El lo tenemos todo. Somos la Ekklesia y como Dios dijo al Profeta Jeremias en el capítulo 29:7 “Además, busquen el bienestar de la ciudad adonde los he deportado, y pidan al Señor por ella, porque el bienestar de ustedes depende del bienestar de la ciudad”.

 

Así que no nos movemos por vista sino por fe, no nos dejamos llevar por la corriente del mundo sino que gobernamos con la Palabra de Dios declarando Su voluntad de arrepentimiento, reconciliación trayendo paz y justicia en las familias y naciones.

 

El título mayor que tenemos en esta tierra es ser llamados “Hijos de Dios e hijos de la resurrección” como dice Lucas 20:36, porque tenemos una nueva naturaleza de justicia, de luz, de verdad, de paciencia, de misericordia, de paz. Somos instrumentos de justicia en cada lugar donde Dios nos posiciona y se manifiesta en nosotros por la obediencia que opera a través de amor.

 

No impartimos un Evangelio cultural donde nos separan las barreras culturales o formas; es un Evangelio de Reino sustentado en la justicia de Cristo, la mente natural no lo puede entender. Dios sabía que el hombre no actuaría con justicia desde un principio y por eso nos envió a Cristo como el puente para reconciliar todos con Dios y por ende los unos con los otros.

 

Cuando reconocemos que somos llamados a ser instrumentos de Justicia en esta tierra , amamos a los enemigos y somos misericordiosos como lo es el Padre Dios . El trae la consolación sobre los rechazados y denigrados y levanta el alma de los que sufren. Dios trae sanidad  a esta generación y unidad reconociendo que somos una nación en El y para El. 

 

*Palabra Profética en Morning Glory de la Red de Adoradores e Intercesores Proféticos del Reino Unido y Naciones de Europa.

 

If this post was a blessing for your life, feel free to share it on your social networks.

Donate

We are committed to giving everyone the opportunity to hear the good news of Jesus for free.

If you want to support us you can do it giving through
this Paypal link or contact us for other ways to donate.